Medidas temporales frente al BREXIT

Publicado jueves 14 de Marzo de 2019 11:48
  • Actualidad
  • Mestre Economistes

El próximo 29 de marzo se hará efectiva la salida de Reino Unido de la Unión Europea, si no se llega a un acuerdo de prórroga.

Se publicó en el BOE en fecha dos de marzo de 2019 el Real Decreto-ley 5/2019, de 1 de marzo, por el que se adoptan medidas de contingencias para facilitar el tránsito hacia la nueva consideración del Reino Unido como un país tercero.

En él, se adoptan medidas de contingencia relacionadas con la residencia, el ámbito laboral, la seguridad social, entre otras.

En materia de residencia, los nacionales británicos y sus familiares que residan en España antes de la fecha de retirada y que dispongan de los certificados de registro como residentes comunitarios seguirán siendo legalmente residentes en España transitoriamente. Para acreditar de forma definitiva la residencia legal en España tendrán que solicitar en el plazo de 21 meses desde la fecha de retirada la Tarjeta de Identidad de Extranjero. Los que hayan residido legalmente y de forma continuada en España durante, al menos, cinco años podrán obtener autorización de residencia de larga duración.

En materia laboral, se permite a los nacionales del Reino Unido continuar ejerciendo de forma permanente en España una profesión o actividad profesional para la cual hayan obtenido previamente el reconocimiento de sus cualificaciones profesionales.

En materia de seguridad social, las medidas serán aplicables durante 21 meses desde la retirada de Reino Unido, salvo que con anterioridad se adopte un instrumento de coordinación. Entre ellas destacamos que  los nacionales del Reino Unido que residan y trabajen legalmente en España seguirán estando sujetos a la legislación española de seguridad social, o británica en caso de aplicación por reglamentos comunitarios de seguridad social, siempre que se reconozca un tratamiento reciproco para los trabajadores españoles residentes en Reino Unido.

En referencia a los pensionistas británicos a cargo del sistema de seguridad social español y a los pensionistas españoles, residentes en Reino Unido o en Gibraltar en el momento de la retirada, continuarán percibiendo sus pensiones contributivas y, en su caso, las revalorizaciones correspondientes.

Asimismo, se regulan las reglas para el acceso a la asistencia sanitaria a cargo del sistema nacional de salud español de las personas que tengan derecho a asistencia sanitaria.

En definitiva, el Real Decreto-ley 5/2019, de 1 de marzo, aunque las medidas tengan carácter temporal, tiene como objetivo preservar los intereses de los ciudadanos españoles y británicos que han ejercido su derecho a la libre circulación y evitar que afecte esta retirada de Reino Unido a los flujos comerciales y a los intereses económicos de España.

Hasta final de este mes de marzo estaremos pendientes de si se atrasa la salida del Reino Unido de la Unión Europea, llegando a un acuerdo de prórroga.