Grupo de empresas a efectos de la liquidación del IAE

Publicado miércoles 05 de Diciembre de 2018 18:26
  • Actualidad
  • Mestre Economistes
  • Novedades y actualidad

En el ámbito del Impuesto sobre Actividades Económicas, se declaran exentas de tributación aquellas las entidades que tengan un importe neto de la cifra de negocios (INCN) inferior a un millón de euros. Sin embargo, si una sociedad forma parte de un grupo de empresas conforme al artículo 42 del Código de Comercio, resultaba  obligado a tener en cuenta el importe neto de la cifra de negocios del conjunto de entidades pertenecientes a la totalidad del  grupo en cualquier circunstancia, conforme al artículo art.82.1.c). de la Ley de Hacienda Locales.

 

El sentido de esta norma, y según la Administración Tributaria, tiene su sentido en aplicación de esta cláusula anti elusión de impuestos, evitando así que se pueda llegar a segmentar las unidades de negocio en diferentes sociedades en las que la misma persona o conjunta de personas directa o indirectamente dispongan  del control sobre todas ellas, para así  no alcanzar la cifra de 1 millón de euros y así, eludir el pago del Impuesto sobre Actividades Económicas.

 

Sin embargo, tras la interpretación de este articulado por parte del Tribunal Supremo, en Sentencia de 6 de Marzo de 2018, el alto tribunal determina que los grupos de sociedades en el sentido del artículo 42 del código de Comercio debe interpretarse de forma que solo se comprendan en tal concepto aquellos grupos de entidades cuando actúen por obligación legal, esto es, cuando tengan obligación de formular sus cuentas anules en régimen de consolidación.

 

En consecuencia, si las sociedades no actúan como grupo consolidado conforme a lo anterior, el importe neto de la cifra de negocios deberá de referirse al volumen individual de cada una de ellas a efectos de determinar la obligación de liquidar el IAE. Frente a esta interpretación, y de acuerdo con el Anteproyecto de ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, se propone la modificación de este artículo en cuestión, para incluir a todas las sociedades que formen parte un grupo de sociedades con independencia  de la obligación de consolidación contable.

 

Por ello, es posible valorar cada caso, y la opción de reclamar la devolución de los ingresos efectuados por este impuesto de los ejercicios no prescritos en caso de encontrarse ante las circunstancias que hace mención el Tribunal.